La imagen de la niña con el casco de su padre bombero muerto hace llorar a Australia