El fuego asola el condado californiano de Riverside: cientos de personas, evacuadas