El vórtice polar deja inusuales nevadas y temperaturas bajo cero en Canadá y el norte de EEUU