Manifestantes por el clima tratan de burlar las prohibiciones de la policía a las protestas