La primera ministra de Dinamarca considera que el ataque es un "acto de terrorismo"