Cinco muertos, entre ellos un alto cargo político, en varios ataques en Irak