Dos niños se salvan de la muerte por solo unos metros