Oksana Voevodina, la miss rusa por la que el sultán Muhammad V habría dejado la corona