Un líder opositor iraní está dispuesto a hacer frente a un juicio si es público