El discurso del presidente electo de Costa de Marfil calma Abiyán, donde sólo se oyen disparos aislados