Cerca de 600 evacuados por la tragedia de Génova temen no saber dónde vivir ahora