Consternación en Reino Unido por la brutal actuación policial en la vigilia por Sarah Everard