Temor entre los ingleses al desabastecimiento de algunos productos