La tensión entre dos vecinos víctimas del volcán Kilauea acaba a tiros