La tripulación del Titanic tardó 45 minutos en enviar la señal de socorro después del accidente