La resaca de la Lotería de Navidad: lo que hacen los ganadores el día después