“A un metro” de uno de los terroristas: el testimonio de una española en Londres