Rivera mantiene su apoyo al Gobierno contra la posible investidura de Carles Puigdemont