Alberto Núñez Feijóo firma un "contrato" para que los ciudadanos le pidan cuentas si gobierna