Arranca la carrera sucesoria de Rajoy