Continúan las críticas al proyecto separatista de Artur Mas