Cayo Lara considera que "el Estado se encuentra de rodillas ante los mercados financieros"