Antiviolencia no condena la pitada al himno por el momento