La ventaja de Correa en los sondeos reduce el interés de la población en las presidenciales