Cuba acogió a miembros de ETA y de las FARC, según Wikileaks