Mas defiende su proyecto nacionalista ante la falta de alternativas de sus rivales políticos