Espaldarazo al Gobierno serbio en su estrategia de no reconocer a Kosovo