Evo Morales afirma que no se callará ante las "amenazas" del Gobierno peruano