Feijóo afirma que "no venimos a restaurar el pasado, ni a derribar lo que hicieron bien"