Fernández cumple tres años de Gobierno sin cambiar rumbo marcado por Kirchner