La Fiscalía no quiere a Garzón en el banquillo