El Gobierno defenderá sus principios ante EEUU pero sin "pegar muchos gritos"