González dice que la imputación a su mujer no tiene ninguna base ni fundamento