Urdangarin vuelve a recorrer hoy la ‘cuesta de la vergüenza’ para que le notifiquen su entrada en prisión