Urdangarín asegura que sus actividades privadas "nada tienen que ver" con la Casa del Rey