“Si un político visitara todos los países donde se violan DDHH, tardaría 10 años”