Desmantelada una red que mandaba yihadistas a Siria para cometer atentados