Miguel Boyer evoluciona de forma satisfactoria dentro de la gravedad