Mitchell abandona Jerusalén y Ramala sin avances visibles hacia la paz