El Gobierno prepara una nueva ley que impedirá las comparativas de alimentos