El Gobierno catalán acusa a Fernández Díaz de ser el "autor intelectual" de los registros