El PNV propone que los parlamentarios no puedan cobrar más de un sueldo