PSOE y PP echan un pulso tras las europeas