¿Acabará la antigua Convergència en el 'gallinero' del Congreso?