Paliza a un consejero de Cultura