Puigdemont denuncia desde Bruselas los múltiples obstáculos para su investidura