El Rey bromea: “Estoy un poco tullido”