De Santamaría, contra Rubalcaba