De Santos señala que el dinero del Ayuntamiento lo gastó en drogas y no en sexo