Tardà y Rufián esperan a las puertas de la cárcel de Estremera la salida de los exconsejeros